Jose Antonio Cayuelas Grau/ diciembre 31, 2020/ -Destacado-, -En Portada-, Arte, Sin categoría/ 0 comentarios

imagen tomada de: http://www.benitomovieposter.com/catalog/el-placer-p-117841.html

     En una jornada como la de hoy, creo oportuno traer a estas “Letras de cine”  las palabras que Juan Cobos, crítico e historiador de cine, escribió sobre la película de Max Ophüls “El Placer” en el libro que Ediciones JC dedicó al cineasta alemán. Sírvanme éstas para  brindar con el deseo de que el año que pronto comenzaremos nos devuelva esos “placeres olvidados”, que no “perdidos”.

El placer (Max Ophüls, 1952). V.O.S. | Museo Bellas Artes de Asturias

Imagen tomada de: El placer (Max Ophüls, 1952). V.O.S. | Museo Bellas Artes de Asturias (museobbaa.com)

El Placer

“Le Plaisir”

 “Un placer olvidado”

     “En la historia de Cahiers du Cinéma se cuenta una anécdota – según Godard-  que bien pudiera hacer sonrojar a sus creadores y colaboradores en los años de máxima actividad crítica, casi a punto de debutar varios de ellos como directores: Le Plaisir no mereció en su día los honores de una crítica.

Basada en varios cuentos de Maupassant, es una película muy fiel a su origen literario aunque sitúa los relatos en un marco narrativo que altera substancialmente su significado. Le Plaisir recurre a Maupassant como una voz conductora y precisa: la del narrador que nos ofrece las tres historias precisamente como tales historias y cuya continua presencia no deja de recordarnos que estamos ante una narración. Al mismo tiempo, los sumarios que nos ofrece –El placer y el amor, El placer y la pureza, El placer y la muerte– y sus comentarios, junto con la yuxtaposición de las historias (que en Maupassant no lo están), acaban por darnos un balance de la vida humana, de “la condición humana”.

     Ophüls organiza sus tres historias (La Máscara, Maison Tellier y La Modelo) como una especie de tríptico, una tabla central flanqueada por otras dos más pequeñas.

Los procedimientos de contar sus historias fueron siempre una preocupación de Ophüls, y se emparejan con su preferencia por las adaptaciones literarias y la creación de mundos que una y otra vez nos conducen a un pasado reconstruido. El más frecuente, la Viena de 1900.

En todas sus últimas películas aparece con gran fuerza la figura del narrador y el empleo de este procedimiento tiene varias importantes consecuencias. El complejo entramado de la narración coloca en primer término y hace problemática la relación entre narración y mundo de ficción, distanciando a Ophüls de los mundos que ha creado, que se atribuyen así a “Maupassant”. Ophüls se distancia de la responsabilidad de las historias en sí mientras el acto de la narración, de darles existencia y estructurarlas, se convierte en parte del material que las películas presentan y sobre el que actúan.

La estructura narrativa crea el mundo de las películas y no como “realidad” sino como mundos de artificio “convertidos” en reales mediante el proceso de narración que está en constante evidencia.

El foco del “placer” que une temáticamente al filme es la sexualidad y los contextos y determinantes de las relaciones sexuales vemos que son preponderantes en cada uno de los cuentos.

La estructura narrativa puramente fílmica es una oposición en cada episodio entre la quietud y el movimiento. Su significado queda fijado en la relación entre la vida en el tiempo y los intentos de escapar de él o de transcenderlo, con la persecución del placer como objetivo constante, pero no exclusivo.

Como es habitual en Ophüls su cámara y sus personajes e mueven en un deseo de unión que se hace más evidente y virtuoso en las escenas de baile que aquí, como en casi toda su obra, adquieren una importancia decisiva.

Como en toda la parte final de su carrera, El Placer hace difícil la distinción entre el mundo de los personajes, el narrador y la película que parecen encajados en la estructura.”

Juan Cobos en “Max Ophüls” VV.AA. Edicones JC. Madrid 1987

CINEMANIACS oncle Jules: "EL PLACER" es nuestro, Sr. Ophüls

Imagen tomada de: CINEMANIACS oncle Jules: “EL PLACER” es nuestro, Sr. Ophüls (cinemaniacs-onclejules.blogspot.com)

El placer

 TÍTULO ORIGINAL: Le plaisir          AÑO: 1952        DURACIÓN: 93 min.          País: Francia

DIRECTOR: Max Ophüls          GUIÓN: Jacques Natanson, Max Ophüls, según algunos cuentos de  Guy de Maupassant

MÚSICA:  Joe Hajos         FOTOGRAFÍA:  Philippe Agostini, Christian Matras (ByN)

PRODUCTORA: C.C.F.C. / Stera Films          GÉNERO: Drama

REPARTO: Claude Dauphin, Gaby Morlay, Madeleine Renaud, Ginette Leclerc, Mila Parély, Danielle Darrieux, Pierre Brasseur, Jean Gabin, Jean Servais, Daniel Gélin, Simone Simon, Amédée, Paul Azaïs, Antoine Balpêtré

SINOPSIS: Adaptación de tres cuentos del escritor francés Guy de Maupassant que versan sobre el placer:

– Un hombre extraño, que asiste a un popular baile de máscaras en París, baila hasta caer extenuado. El médico que lo atiende descubre sorprendido que tras la máscara se oculta un anciano. Cuando lo acompaña a su casa, la esposa le cuenta al médico la triste historia del bailarín.

– A Madame Tellier, que regenta un prostíbulo, la invita su hermano Joseph a la primera comunión de su hija. La Madame cierra el negocio y se traslada con sus pupilas a la lejana granja de Joseph para asistir a la ceremonia. Terminada la fiesta, regresan al prostíbulo en medio del regocijo de los hombres, que ya las echaban de menos.

– Un famoso artista se enamora de su bella modelo Josephine. Sólo pinta retratos de ella y alcanza el éxito, pero su historia de amor tiene un final inesperado.

Esculpiendo el tiempo: El placer (Le plaisir, 1952) de Max Ophüls.

Imagen tomada de: Esculpiendo el tiempo: El placer (Le plaisir, 1952) de Max Ophüls. (johannes-esculpiendoeltiempo.blogspot.com)

¡FELIZ AÑO 2021!

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*