Alejandra Hernandez/ febrero 15, 2019/ Historia, Otros Videos, San Miguel de Salinas, Torrevieja/ 0 comentarios

Esta información ha sido elaborada e integrada en arcarafal.es por Gabriel García Martínez

Los Terremotos de 1829 en la Vega Baja.

Parte I

 

 

La comarca de la Vega Baja del Segura está considerada, después de Granada, como la segunda zona con más actividad sísmica de la Península Ibérica, y el foco más relevante de todo el sureste español.

El próximo mes de marzo se cumplen 190 años de los más importantes terremotos de los que se tiene constancia en la Vega Baja (marzo de 1829), cuyos efectos no solo generaron leyendas que hasta hace poco contaban los mayores al calor de los hogares familiares, sino que también configuraron el desarrollo urbanístico de muchos de los pueblos de nuestra comarca que quedaron completamente arrasados.

Pero antes, aunque apenas existe documentación que dé cuenta de ellos, conviene tener una perspectiva histórica de anteriores temblores de tierra en la Vega documentados en las crónicas, y de sus consecuencias.

Debido a la actividad sísmica provocada por las fallas que recorren la Vega, los terremotos de baja intensidad son innumerables, pero a lo largo de la historia ha habido otros que, por su importancia, merece la pena que reseñemos.

  1. Terremoto de 1048

Dejó constancia de este terremoto el geógrafo almeriense Al-Udri, que relata: “Las casas se derrumbaron, las torres se abatieron, así como todos los edificios altos. La mezquita mayor de Orihuela se derrumbó junto con su minarete, la tierra se abrió y muchos manantiales desaparecieron bajo tierra y surgieron otros que manaban agua hedionda”.

No hay mucha más información sobre el mismo, pero se considera que su epicentro estuvo en la ciudad de Orihuela, y que por la destrucción descrita por Al-Udri, hubo numerosas víctimas.

  1. Terremoto de 1482

Según consta en un documento del Archivo Municipal de Orihuela, redactado el mismo año, “En el mes de octubre de este año y España, gran terremoto en esta ciudad que muchos edificios fueron resentidos, fue el 10 de octubre”.

Posteriormente P. Bellot, en su obra “Anales de Orihuela” (1622), cuenta que “Hubo tal terremoto que todos los edificios principales se caían, y se mandó derribar las torres o reforzar las que se pudiesen, como la de Sala, la de Bartolomé Togores, la de Juan Abret y otras”.

Igualmente se considera que el epicentro estuvo en la ciudad de Orihuela.

  1. Terremoto de 1673

La única fuente de este terremoto, también con epicentro en Orihuela, es el Archivo del Obispado de Orihuela-Alicante. Corrían los primeros días de Enero del año 1673 y con relativa frecuencia Orihuela y su comarca veíanse atacados por algunos movimientos sísmicos. Llegado el día 15 de dicho mes y año sobrevino uno horrible, que destruyó edificios de la Ciudad, de entre los cuales sufrió considerablemente el templo del Pilar (Santa Cruz) que quedó completamente en ruinas. El Prelado Señor Vergé, con celo y actividad, se interesó sobremanera por la reparación de los templos afectados. El de Santa Cruz, dos años después, 1675, quedaba, aunque algo más reducido, totalmente reedificado”.

(Información recabada y colgada en arcarafal.es por Gabriel Martínez Rodríguez)

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*